El porcelanato líquido es una resina epoxi que genera pisos monolíticos, de aspecto uniforme y liso, sin lechada, separación o empalme. Su cualidad principal es el brillo excepcional que ofrecen, brindando una apariencia estética moderna y muy llamativa. 

Colocar el porcelanato líquido es simple y muy parecido a aplicar una pintura sobre un piso preexistente. Tiene muchas ventajas entre las cuales destaca el hecho de puede ’cambiarle la apariencia’ a los pisos de una manera muy práctica, otorgando finalmente el aspecto de un piso totalmente nuevo, sin ralladura alguna, sin juntas, grieta o desnivel. Gracias a todas las ventajas que brinda para transformar pisos e incluso paredes de los diferentes ambientes, actualmente cada vez más y más profesionales del diseño y arquitectura interior escogen  la adquisición del porcelanato líquido para revestir pisos, ya que este procedimiento sencillo y determinante, garantiza estética y gran durabilidad.