Su cualidad principal es el brillo excepcional que ofrecen, brindando una apariencia estética moderna y muy llamativa. 

Colocar el porcelanato líquido es simple y muy parecido a aplicar una pintura sobre una mesada preexistente. Tiene muchas ventajas entre las cuales destaca el hecho de puede ’cambiarle la apariencia’ a las mesadas de una manera muy práctica, otorgando finalmente un aspecto totalmente nuevo. Se pueden hacer infinidad de diseños distintos. Garantiza estética y gran durabilidad.